El mundo cambiante de la estética y las nuevas tendencias traen consigo novedosos tratamientos de pigmentación para lucir unas cejas definidas, perfiladas y naturales, que no solo cambian la expresividad, sino la facción del rostro e intensifica y pronuncia la mirada.

Varias son las técnicas de micro pigmentación que encontramos en el mercado, pero en esta ocasión, hablaremos de las dos técnicas con más auge y que actualmente tienen más demandan, el microblading y el microshading.

Microblading vs Microshading Paty Obando

Estas dos técnicas permiten realizar la corrección y relleno de cejas, además sirven para redefinir el volumen y conseguir una simetría en la mirada. Tanto el microblading como el microshading cumplen un “efecto de tatuaje” en la zona de la ceja, ideal para quienes tengan muy poco pelo o simplemente deseen darles forma.

Recordemos que el microblading crea un efecto pelo a pelo, en cambio, el microshading crea un efecto sombreado como si estuviera usando maquillaje de lápiz o polvo para cejas; esta es la principal diferencia. 

Muchas son las dudas sobre ¿cuál método nos conviene? o ¿cuál de las dos técnicas es mejor?

El microblading es excelente para personas con piel normal o seca, mientras que el microshading es más adecuado para personas que tienen la piel sensible o grasa. La razón es que una piel sensible o grasosa puede hacer que la mezcla se derrita, causando una pérdida de definición del pelo.

Algunos profesionales creen que el microblading de cejas queda mejor que el microshading, porque se realiza de manera más superficial. Sin embargo, mucho dependerá del dominio de la técnica, la nitidez de los trazos va más en función de la habilidad del profesional, por tal motivo, no podemos decir que una técnica sea mejor que la otra, en cuanto a cejas, todo depende del diagnóstico de la piel y el efecto que deseamos conseguir.

Otra de las diferencias entre el microblading y el microshading de cejas es su duración. El primero suele durar 2 años aproximadamente; y el segundo por tratarse de un maquillaje permanente tradicional, podría durar más tiempo, dependiendo del tipo de piel, edad y los cuidados posteriores.

Finalmente, siempre es mejor consultar a un especialista, si requiere un diseño de cejas, un retoque de color o corregir su forma, sobre todo porque elegir la técnica adecuada va a depender de las necesidades de cada cliente.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *